Sergio,

  Antes que nada, saludos para Lelia, vos, y el resto de la troupe.

  Con respecto a la reforma, lo que me preocupa mas profundamente es que lo
que se presenta como una reestructuracion del sistema de CyT termine
reduciendose NADA MAS QUE A UNA REFORMA (BUENA O MALA) DEL CONICET... El
resto de las organizaciones de CyT (CNEA,INTI,INTA,INA,etc.) no existen!!!
Debido a esto, independientemente como digo de que la propuesta sea buena o
mala, esto merece una carta donde se le recuerde a Caputo que el pais no
termina en el CONICET... 

  Dejando esto de lado, me parece que una propuesta de reestructuracion
deberia hacerse en dos etapas:

 1ra: propuesta de un estado final deseable del sistema de CyT Argentino, a
la que se debe llegar (si no por consenso) al menos luego de alguna
iteracion de todos los sectores involucrados.

 2da: una vez definido el estado final, encarar la definicion de una
metodologia REALIZABLE para llegar a ese resultado en tiempo y forma.

  La propuesta actual me parece que encara la segunda (y ademas en forma
apurada y poco realista) sin haber abierto la discusion de la primera. 

  Me parece que seria util para todos que se publicara en notiamca la nota
de la Asociacion Fisica Argentina que te mando a continuacion. Creo que
esta muy bien escrita, y refleja en parte mis propias ideas sobre el tema.

  Un abrazo,

Axel


---------------------------------------------------------------------

CARTA ABIERTA 

A LOS SRES. PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTE DE LA NACISN, 
Y A LOS INTEGRANTES DEL CONGRESO DE LA NACISN, 

SOBRE LA SITUACISN DEL AREA DE CIENCIA YTICNICA EN EL PAMS 

La Asociacisn Fmsica Argentina (AFA), consciente de la grave situacisn que
atraviesa el sector de ciencia y ticnica (CyT) en el marco de las
dificultades econsmicas en las que se encuentra el pams, dirige esta carta
a las autoridades nacionales con la esperanza de que adopten urgentes
medidas que impidan la destruccisn de los recursos actuales y establezcan
pautas que permitan auspiciar, a mediano plazo, su crecimiento y
aprovechamiento por parte de la sociedad en su conjunto. 

Hacemos notar que la AFA ha manifestado en todo momento su interis por
colaborar con las autoridades, habiendo ofrecido su asesoramiento al
entonces Presidente del CONICET, Dr. Pablo Jacovkis, y al Secretario de
Tecnologma, Ciencia e Innovacisn Productiva, Lic. Dante Caputo, en sendas
entrevistas realizadas durante el primer cuatrimestre del corriente aqo. 

A fin de realizar un aporte constructivo y claro, estimamos conveniente
tener en cuenta algunos de los hechos mas recientes que han producido un
fuerte impacto sobre la comunidad cientmfico  tecnolsgica del pams y que
motivan la necesidad de efectuar esta manifestacisn publica. 

Las actuales autoridades nacionales asumieron el gobierno con un compromiso
escrito en la CARTA A LOS ARGENTINOS, que incluys el incremento del
porcentaje dedicado a CyT, desde aproximadamente 0,33 % (inversisn actual)
hasta un 1% del PBI. Dado que al presente se destinan aproximadamente M$
1000 del presupuesto pzblico y M$ 300 privados, el citado compromiso
implicara alcanzar totales de M$ 3000 y M$900, respectivamente, dentro del
permodo 2000-2003. Este compromiso produjo una expectativa favorable en la
comunidad de CyT ya que su concrecisn significarma superar la paupirrima
inversisn actual y alcanzar, por ejemplo, la efectuada por pamses vecinos
como Chile y Brasil. 

El Lic. Dante Caputo, al frente de la Secretarma para la Tecnologma, la
Ciencia y la Innovacisn Productiva, nombrs como Coordinador General de
Investigacisn Cientmfica al Dr. Mario Albornoz. En marzo, el Dr. Albornoz
renuncis a su cargo, aduciendo que el gobierno no estaba cumpliendo con lo
prometido y manifestando su disconformidad con el hecho de que el area
cientmfica tuviera un rango inferior al de internet o Sociedad de la
Informacisn (ver La Nacisn 22/3/00). Este evento y las circunstancias
asociadas, especialmente la ausencia de seqales convincentes que despejaran
las dudas generadas por la renuncia, produjeron desaliento y escepticismo
en la comunidad de CyT. Esta situacisn se agudizs a causa de la falta de
una comunicacisn fluida entre la SETCIP y dicha comunidad, y de la
percepcisn por parte de esta zltima de la no existencia de planes concretos
para el area. 

Cabe seqalar que hace tres meses (19/4/00) la AFA propuso al Lic. Caputo
auspiciar y coordinar una serie de visitas a centros de investigacisn para
facilitar el intercambio de ideas con los cientmficos en su ambito de
trabajo, propuesta que fue aceptada por el Sr. Secretario pero que
lamentablemente no ha podido hacerse efectiva hasta el presente a pesar de
que la AFA llevs adelante los aspectos organizativos correspondientes,
porque el Sr. Secretario no concrets azn un compromiso firme al respecto. 

Como Presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Cientmficas y
Tecnolsgicas (CONICET) fue designado el Dr.Pablo Jacovkis. La comunidad de
CyT percibis rapidamente una situacisn de conflicto interno en la
institucisn, evidenciada por declaraciones pzblicas de tonos opuestos
realizadas por el Presidente y el Directorio, respectivamente, sin que la
SETCIP haya intercedido visiblemente para solucionar el conflicto. A esta
situacisn se agregaron las evidentes dificultades econsmicas padecidas por
el CONICET, incapaz de pagar en tirmino a sus becarios en varias
oportunidades y de hacer efectivas las cuotas de subsidios para la
investigacisn otorgados en 1996, 1997 y 1998. Es oportuno hacer notar que
la situacisn de desfinanciacisn y ahogo presupuestario se repite en todas
las organizaciones del sector (CNEA, INTI, etc). Este estado de cosas trajo
azn mas desconcierto y desaliento en la comunidad de CyT. 

Despuis de seis meses de gobierno, el Sr. Secretario de la SETCIP presents
algunos lineamientos de un plan denominado Programa de financiamiento y
organizacisn del sistema de Ciencia y Ticnica. De hecho ese plan sslo se
refiere a la reorganizacisn del CONICET, a la intencisn de incrementar el
FONCYT de M$ 21 en el aqo 2000 a M$ 60 en el 2002), y a la creacisn de unos
1000 cargos de profesor a dedicacisn exclusiva en las universidades, a un
costo aproximado de 35 M$ anuales. 

Si bien contiene algunos elementos positivos, en general la propuesta fue
duramente cuestionada por muchos investigadores. Los aspectos positivos que
se destacan son: la intencisn de mejorar la situacisn salarial de los
investigadores mas jsvenes (propiciada por la AFA frente a las autoridades)
y el incremento del FONCYT. Para entender en que medida estos recursos se
ajustan a lo dicho en la Carta a los Argentinos, debemos mencionar que son
sslo el 4% de los allm comprometidos. 

Azn cuando la AFA ve con buenos ojos estos objetivos, es necesario destacar
que por ahora sslo constituyen una promesa de futuro, de no muy alta
credibilidad, teniendo en cuenta que las medidas adoptadas hasta el momento
indican lo contrario. 

Uno de los aspectos de estos lineamientos que fue mas cuestionado por la
comunidad es la virtual eliminacisn de la Carrera del Investigador
Cientmfico del CONICET y su sistema de evaluacisn. Aunque de acuerdo al
plan esos cambios solamente afectaran a quienes ingresen en el nuevo
rigimen del CONICET (rigimen que, lejos de constituir una carrera, es
apenas un simple mitodo para pagar un suplemento salarial) la desaparicisn
total serma znicamente cuestisn de tiempo. La indicacisn de que esta
supuesta nueva Carrera consta de una sola categorma es tan ilustrativa que
nos exime de mayores comentarios. 

La comunidad cientmfica ve con profunda preocupacisn la presentacisn de un
proyecto que conduce a la destruccisn de un sistema de investigacisn y de
evaluacisn, que si bien es perfectible, ha sido el patrsn de referencia
para la ciencia y la tecnologma en el pams durante varias dicadas. De
hecho, el sistema de evaluacisn ha sido el znico patrsn razonable aplicado
uniformemente en toda nuestra geografma. Pensar cambiarlo por cualquier
otro, sin una propuesta que demuestre su perfeccionamiento, serma una
irresponsabilidad que sin lugar a dudas el pams pagara muy caro en el
futuro. 

No obstante, se pretende transferir la actividad de evaluacisn al sistema
universitario, cuya dificultad para producir una evaluacisn seria y
uniforme en todo el pams, ha quedado sumamente clara a partir del Programa
de Incentivos. 

Por otra parte, y en relacisn con un cuestionamiento de la eficiencia del
CONICET, actitud siempre deseable en tanto se haga con un espmritu
constructivo, es justo seqalar que a fines del aqo pasado, un comiti
internacional se pronuncis sobre sus Institutos indicando que, en general,
se trata de un conjunto aceptable que deberma mantenerse aparte del sistema
universitario. Naturalmente se puede esgrimir una opinisn diferente sobre
el tema, pero es deseable que si se gasts tiempo y dinero en hacer
estudios, se diga al menos porque no se los considera al momento de tomar
decisiones. 

Las ideas publicadas por el Lic. Caputo al presentar este plan contienen
algunos presupuestos a nuestro parecer errsneos y propuestas de casi
imposible implementacisn, todo lo cual sugiere un desconocimiento de las
realidades de la ciencia y la tecnologma y de las condiciones que fomentan
su desarrollo. 

Uno de esos presupuestos es que la produccisn cientmfica...no redunda como
deberma, en beneficio para la Argentina, sino que producimos, en parte,
para el resto del mundo. Como crmtica al sistema cientmfico argentino, este
enunciado resulta incorrecto porque la ciencia es de caracter universal (en
oposicisn, en este sentido, con la produccisn de tecnologma). De hecho la
Argentina contribuye muy poco a incrementar ese patrimonio, en comparacisn
con los beneficios que obtiene por el solo hecho de pertenecer a una
sociedad basada en el desarrollo cientmfico y tecnolsgico. Es necesario
tener en claro que si lo que se produce aqum o afuera no redunda en
beneficio de la Argentina, es porque o bien falta una instancia intermedia,
de transmisisn de los logros cientmficos a la industria, o bien falta en
gran medida la industria capaz de reclamar apoyo cientmfico-tecnolsgico. 

Una de las propuestas de difmcil implementacisn es la de que las
universidades hagan concursos preferenciales para los investigadores del
CONICET, tanto porque esto violarma la autonomma universitaria, como por
que la absorcisn de un nzmero significativo de nuevos
docentes-investigadores con Dedicacisn Exclusiva en condiciones de trabajo
medianamente aceptables en nuestra disciplina es muy dudosa para centros
desarrollados y con relacisn alumno/docente relativamente baja. No es un
hecho menor que ista zltima circunstancia se produce porque, salvo en las
Facultades de Ciencias, en general la enseqanza de la fmsica en el ambito
universitario no esta a cargo de fmsicos. 

En un contexto salarial muy deteriorado, sin ningzn aumento en los zltimos
ocho aqos, la reforma impositiva produjo hace unos meses una rebaja de
hecho en esos ingresos. Durante el presente mes de julio se concretaron las
rebajas salariales a los agentes de diversos organismos de CyT, y en
particular del CONICET, producto del ajuste aplicado por el gobierno a los
sueldos del sector pzblico. Ello ocurris pese a declaraciones previas tanto
del Sr. Secretario de la SETCIP como del Presidente del CONICET, de que
tales reducciones o no se implementarman en ese organismo, o bien su efecto
serma cancelado por un mecanismo compensatorio. 

La no implementacisn de tal mecanismo y la realidad de un CONICET cada vez
mas empobrecido condujeron a la reciente renuncia de su titular, quien
declars la imposibilidad de que el organismo funcione hasta fin del aqo en
curso. Los ecos de la renuncia y el contrapunto mediatico actual de
declaraciones de ambos funcionarios, son evidencias de las dificultades que
enfrenta el gobierno en materia de CyT. 

Finalmente, debemos puntualizar una vez mas que este plan ha sido
presentado como un programa para todo el sistema de CyT, pero ni siquiera
menciona a grandes organismos cientmfico-tecnolsgicos, como CNEA, INTI,
etc. 

Durante todo este permodo, varios cientmficos reconocidos han manifestado
su disconformidad y preocupacisn con la polmtica de CyT adoptada hasta el
presente por el actual gobierno. A istas se agrega una reciente carta
entregada al Sr. Presidente de la Nacisn el 29/6/00, suscripta por 260
becarios e investigadores argentinos que se encuentran en el exterior. 

Todos estos acontecimientos llevaron a la desesperanza y movilizacisn de
los sectores ligados a CyT, ante la falta de respuestas concretas y
aceptables por parte de las autoridades. La comunidad cientmfica ve con
gran preocupacisn no sslo la drastica reduccisn de los recursos asignados
al sector, que ahogan su funcionamiento, sino la presentacisn de un plan
que hace peligrar al mayor sistema de CyT que el pams ha tenido durante
dicadas. De persistirse en esta direccisn, cada vez mas los cientmficos
argentinos trataran de emigrar al hemisferio norte o a pamses vecinos donde
se invierten recursos mucho mayores, tal como lo ha reconocido en forma
pzblica el Secretario de la SETCIP. Resulta paradsjico que nuestros
polmticos y gobernantes reconozcan frecuente y pzblicamente que sin
inversiones y calidades en el sistema de CyT el pams no tiene futuro, y que
sistematicamente no se haga nada en tal sentido. 

En resumen, la AFA reclama de las autoridades nacionales la implementacisn
de medidas urgentes tendientes a evitar la profundizacisn de la depresisn
que sufre el sistema de CyT. 

Creemos que las mismas deben adoptarse azn en el marco de la difmcil
situacisn que atraviesa el pams, si verdaderamente se desea producir un
desarrollo futuro sostenido. Para el logro de ese objetivo es necesario
establecer y profundizar el dialogo con todos los sectores involucrados y
elaborar un plan consensuado que permita prever un futuro realista, por
modesto que iste sea y sumar nuestros esfuerzos en esa direccisn. 

Asociacisn Fmsica Argentina 
Huner Fanchiotti, Presidente 
Francisco Sanchez, Secretario 
Alejandro Fendrik, Tesorero 



CIENCIA Y TICNICA EN EL PAMS 

CARTA ABIERTA A LAS AUTORIDADES NACIONALES, PODER EJECUTIVO Y CONGRESO 
DE LA NACION, REFERENTE A LA SITUACISN DEL AREA DE CIENCIA Y TICNICA 
----<*>-----<*>-----<*>--.N.O.T.I.A.M.C.A.--<*>-----<*>-----<*>-----<*>
Los mensajes son archivados en la pagina Web del AMCA
           http://venus.arcride.edu.ar/AMCA
----<*>-----<*>-----<*>-----<*>-----<*>-----<*>-----<*>-----<*>-----<*>

Responder a