Con respecto al contrato de cesión de derechos, hay ocasiones que éste es letra muerta en el sentido más estricto (un caso bien conocido ha sido el fanpage "Cabronazi" que prácticamente lo acusaban de violador de derechos de autor y no sé qué otra estupidez).

Facebook se aprovecha de la ignorancia de muchos de sus usuarios para así manipularlos a hacer estupideces, cosa que en muchos casos me he ganado el respeto de algunos contactos míos al hacer sátiras de algunas funciones banales. Y claro, admito que desde más joven la he cagado al registrarme en cualquier sitio con mis datos personales completos (menos mal que buena parte de esos perfiles de dichos sitios web se han eliminado por una ausencia tremenda).


Y bueno, hay casos de censura como el #1DMX y el de la primavera árabe (sí, Google+, Facebook y Twitter fueron los primeros en "ofrecer ayuda" y en dejar a foja cero cualquier evidencia de ello) que sí son razones suficientes como para no recomendar que se registren en cualquier red social privativa.

Responder a